Página 9 de 10

Re: Compañeros que nos dejaron y que no olvidaremos

NotaPublicado: Dom, 04 Ene 2015, 22:12
por Pete Bondurant
Muere el policía que recibió una brutal paliza en el Metro hace dos años

Jesús Oliveros, de 38 años y destinado en la Policía Autonómica, falleció en una clínica de Sevilla el pasado 30 de diciembre

El policía que recibió una paliza en una estación de Metro de San Juan de Aznalfarache hace aproximadamente dos años falleció el pasado 30 de diciembre en un centro hospitalario de Sevilla. Después de aquella agresión, al agente le detectaron un tumor en el cerebro que le ha causado finalmente la muerte.

El agente, Jesús Javier Oliveros Cordones, tenía 38 años y estaba destinado en la sección de escoltas de la unidad de la Policía Nacional adscrita a la Junta de Andalucía, que se conoce popularmente como Policía Autonómica. En este grupo trabajaba habitualmente en las labores de protección de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que incluso se desplazó a la clínica la misma noche de la muerte para mostrar sus condolencias a los familiares del policía fallecido.

Este agente, a quien todos en el cuerpo conocían como Jesuli, era hijo del que fuera alcalde histórico de Gelves, Ángel Oliveros, que ocupó este cargo entre los años 1979 y 1999. Llevaba años en la Policía Autonómica, donde antes de formar parte de los escoltas estuvo en la sección operativa de reacción y seguridad, un grupo que se conoce con el nombre de los Lubina. Antes estuvo destinado en Fuerteventura, donde fue reconocido por salvar varias vidas de inmigrantes que llegaron en pateras.

Hace aproximadamente dos años, estando fuera de servicio, el agente salía de la estación de Metro de San Juan cuando vio que había un grupo de jóvenes que estaban empujando a los pasajeros en las escaleras mécánicas de la estación. Eran cinco jóvenes, todos ellos delincuentes conocidos de San Juan. El policía les recriminó su actitud y fue agredido por los delincuentes, que lo lanzaron escaleras abajo y le propinaron numerosas patadas en la cabeza.

La intervención de los vigilantes de seguridad del Metro salvó en aquel momento la vida del policía. La paliza fue grabada por las cámaras de seguridad, lo que ayudó a la identificación de los delincuentes, que fueron detenidos y aún están a la espera de juicio por lo ocurrido.

Sólo 15 días antes de morir, cuando ya su situación era prácticamente irreversible, le confesó a un compañero que lo que más le dolía era no haber podido encontrar el cuerpo de Marta del Castillo. Jesús Javier Oliveros formó parte del dispositivo de búsqueda de la adolescente, que tenía su sede en Puerto Gelves, y estuvo durante varias semanas a bordo de una moto náutica dando batidas por el río.

Su muerte deja una profunda huella en la Policía. A su entierro, el último día de 2014, acudieron 22 agentes vestidos de gala, así como un grupo de moteros al que pertenecía. Su féretro fue portado por una cuadrilla de costaleros. Oliveros era costalero del Cristo de Burgos, entre otras cofradías, y hermano y nazareno del Gran Poder. Algunos compañeros le han escrito cartas en las que lo describen como "un gran policía, de los que aman el uniforme, profesional hasta el último aliento".


Fuente: http://www.diariodesevilla.es/article/p ... /anos.html

Descansa en paz compañero Jesús Javier Oliveros Cordones, sólo con leer la noticia queda claro tu infinita calidad humana :lazonegro:

Re: Compañeros que nos dejaron y que no olvidaremos

NotaPublicado: Mar, 27 Ene 2015, 15:00
por chapulin
Libro De Ortografia

Herramienta necesaria
editorialcenpol.es
.
Tal dia como hoy hace tres años fallecieron los tres compañeros de A Coruña en la playa de Orzan.
Descansen en Paz

escrito desde mi móvil. sorry

Re: Compañeros que nos dejaron y que no olvidaremos

NotaPublicado: Mar, 27 Ene 2015, 20:26
por CHAGALL
Curso Acceso Guardia Civil

Inicio curso: septiembre 2019
de-pol.es
Gracias a los Compañeros de Eurocops por el video.




Re: Compañeros que nos dejaron y que no olvidaremos

NotaPublicado: Mié, 28 Ene 2015, 22:43
por Pete Bondurant

Materiales de alta calidad
materialpolicial.com
Gracias chapulin por el recuerdo desde el Cuerpo hermano a los héroes de Orzán, que estarán siempre en nuestro recuerdo. Es imposible no emocionarse cada vez que me acuerdo de ellos. Sois un ejemplo y un orgullo para todos, allá donde estéis, compañeros como vosotros sois lo más grande del CNP.

Re: Compañeros que nos dejaron y que no olvidaremos

NotaPublicado: Mié, 28 Ene 2015, 22:45
por Pete Bondurant

intervencionpolicial.com
Fallece de un disparo un Policía Nacional en la Comisaria de Pontevedra

El Juzgado de Pontevedra ha abierto una investigación.Se descarta la participación de terceras personas.
Un PN de Pontevedra M.P.F de 36 años de edad falleció a primera hora de esta tarde como consecuencia de un disparo,cuando se encontraba en dependencias de la Comisaría Provincial de Pontevedra,los hechos se produjeron esta tarde a las 14´15 horas,cuando este joven Policía se estaba cambiando en el vestuario de las dependencias Policiales,durante el cambio de turno en la Comisaría.
Se encontraba solo en el interior de este vestuario cuando se escucho una detonación.Sus compañeros entraron apresuradamente para ver lo que había sucedido y comprobaron que presentaba una herida de bala que acabo con su vida casi de forma inmediata.


Fuente: Faro de Vigo.- 28/01/2015.

Descansa en paz hermano de azul, allá donde vayas espero que sea un lugar mejor :lazonegro:

Re: Compañeros que nos dejaron y que no olvidaremos

NotaPublicado: Sab, 31 Ene 2015, 12:44
por Pete Bondurant
Academia Acceso CNP

sector115.es
Muere un 'mosso' atropellado por un vehículo en un control de tráfico

Un cabo de los Mossos d'Esquadra ha muerto atropellado esta mañana por un conductor que se ha dado a la fuga y que posteriormente ha sido detenido, ha informado la policía catalana.

Los hechos han ocurrido hacia las 8:00 horas en la C-58, entre Sabadell y Sant Quirze del Vallès (Barcelona), cuando un BMW ha arrollado a un agente de los Mossos en un control de tráfico.

Como consecuencia de la embestida, el agente ha fallecido y el conductor se ha dado a la fuga, aunque poco después ha sido localizado y detenido.


Fuente: http://www.elmundo.es/cataluna/2015/01/ ... b4576.html

Descanse en paz el compañero Mosso d'Esquadra :lazonegro:

Re: Compañeros que nos dejaron y que no olvidaremos

NotaPublicado: Lun, 27 Jul 2015, 19:36
por fer87
Hilo muy emotivo, que en paz descansen compañeros

Re: Compañeros que nos dejaron y que no olvidaremos

NotaPublicado: Lun, 16 Nov 2015, 22:26
por MaxPowell

Re: Compañeros que nos dejaron y que no olvidaremos

NotaPublicado: Vie, 18 Dic 2015, 11:19
por Humberto

8000 productos al mejor precio
desenfunda.com
Eduardo Puelles García, asesinado salvajemente por la banda terrorista ETA con una bomba lapa, el 19/06/2009.
http://www.elmundo.es/elmundo/2009/06/1 ... 96007.html
http://www.elmundo.es/elmundo/2009/06/1 ... 05312.html

El Ángel custodio y la serpiente


Mañana arriba, el sol chispea en el horizonte y sobre Arrigorriaga —el pedregal rojo— cae una lluvia fina. La serpiente se arrastra sinuosa a través la maleza hasta donde puede ver que está el policía. Le observa de lejos, inicua y cobarde. Hace tiempo que se sabe débil y quiere mostrarse fuerte ante sus cazadores. «Es llegada la hora» —piensa—. Sus ojos se encienden, y, con la fría inexpresión de las conciencias asesinas, entre imbécil y peligrosa, de sucio estiércol siempre embotadas, pulsa el botón y contempla cómo el hacha cae sobre él y se hace el infierno. Se desatan las fuentes de los males: una bola de fuego envuelta de nube negra sube arrollándolo todo, tiñendo de negro los verdes pinos y de rojos el levante.
Sonríe y exhala su emético aliento. Contempla embobada el carro incendiado de la muerte, su triste obra. El triste final de un acto de cobardía torpemente entendido como trabar combate.
Para el policía es el Infierno en la tierra, durante unos segundos, y después… el cielo. Fina agua del alba cae sobre el fuego intenso como queriendo aplacar su calvario por segundos.

Los casacas rojas van llegando y contemplan, horrorizados, el desastre. Malas palabras enmudecen en sus labios por la suerte del compañero, por su cruento final. La serpiente creyó finalizado su cometido y corrió a guarecerse encarnada en Bestia cobarde. El policía se elevó por entre los verdes montes y volando se fue hacia el cielo encarnado en ángel custodio y cruzando nubes y estrellas se encontró con unas vestales que guardaban la puerta de la Comisaría Azul del Cielo.
— ¿Adónde vas Ángel?
—Adentro, me han llamado para el servicio. He venido siguiendo los claros clarines. Hoy empiezo, formaré junto a mis predecesores, los otros ángeles custodios.
—No es llegada aún tu hora, joven Ángel, vuelve a la tierra pues tienes algo que ver allí antes de que el clarín toque retreta.
—¿Cómo he de hacerlo, cómo volveré?
—Oye el soplo bajo de la tarde que hace danzar las hojas de los fresnos, oye sus murmullos. Sigue el sendero de las encinas y los alcornoques, y el brillo de La Ría que meje el Cantábrico. Todos te guiarán en el camino de vuelta.

La tarde va sorbiéndose en un triste rojo crepúsculo lento. Sigue lloviendo.
Contempla por primera vez juntos cuatro uniformes, los cuatro cuerpos de Bilbao, que como cuatro columnas marchan llevando el féretro. Y ve también como un casaca roja a cara descubierta, sin temor alguno, desciende la foto de la serpiente, de la fachada de un feudo. En las propias narices y ante la semoviente encarnada en Bestia cobarde «¡Se han hecho gudaris! Los de mi hermano, de un día a otro ¡se han hecho gudaris!».

Llega al centro de Bilbao. Absorto ve a su mujer como se yergue sobre su espíritu dolorido ante una marea humana y, llena de entereza, como una guerrera mitológica, grita al viento para que la serpiente escondida, encarnada en Bestia cobarde, pueda oírla: «No habéis conseguido nada, sólo una viuda y unos huérfanos». Su verdad es una verdad desnuda que entienden todos, desprovista de cualquier otro significado; su dolor es dolor por un asesinato, sin otro reproche. Todos se conmueven. Todos. «Hay mucha más gente como mi marido y no vais a poder con todos» y el eco transmite y propaga, es su voz segura y firme como el tañer de unas campanas, y su presencia es la de una leona. La serpiente encarnada en Bestia cobarde se enrosca en el hacha. La gente aplaude y llora emocionada con idéntico gesto. Convence más por su entereza que por su verbo dolorido, y porque allí, flanqueada por dos bizarros mozos, sus hijos, firmes, enhiestos como banderas, dignos hijos de su madre, inmejorable linaje de su padre, representan ante el pueblo civilizado una terna heroica y piadosa, la mejor cara de la abnegación. «No vais a conseguir verme llorar» sentencia con voz marmórea. El dolor no es ajeno: lo sienten como propio de todos, y comprenden que cuando toca uno de los suyos, a todos pueden tocar.

«Se han convertido los tres en “gudaris”. Hasta la muchedumbre, la que ayer se metía dentro de sí misma cuando la realidad era tan grande y tan densa, parece haberse convertido en una legión de gudaris que claman libertad. Y el Lehendakari también habla como un gudari, ha dicho: “habéis matado a uno de los nuestros”, y que “va acabar con su sempiterna arrogancia”. Hasta el que creyó en una paz negociada, con hombres de paz a la irlandesa y, no contento, prometió un segundo diálogo, dice hoy que “les va salir caro y que lo van a pagar”. Todo ha cambiado. Amanece, por fin, un nuevo orden»

Cae la noche desmayada de junio con su manto de estrellas. El ángel está conmovido y hondamente consolado porque aunque se va de esta vida con muchos capítulos inconclusos, comprueba, sin embargo, al ver a sus hijos y su mujer, y a los suyos, que estaba llena párrafos largos y tupidos. Desde las alturas se oye el claro clarín que toca a retreta.
«Es llegada la hora de retornar »

Elevándose sobre la ciudad de Bilbao, subió por segunda vez al firmamento y en esta ocasión le franquearon la entrada a la otra vida: Las puertas se le abrieron de par en par e ingresó en comisaría azul del cielo, entre vítores, pitos y aplausos.
Una gran estrella de escarcha se ha forjado desde hoy para toda la eternidad, y desde arriba arroja una luz calcárea que mostrará el camino, eliminando las sombras. La serpiente encarnada en Bestia cobarde se ha puesto en lo peor.

In memoriam, Eduardo.

Re: Compañeros que nos dejaron y que no olvidaremos

NotaPublicado: Mié, 27 Ene 2016, 14:44
por chapulin
Sioen Ballistic Protection

Proteccion balistica anticorte y punzon
uspsuministros.com
chapulin escribió:.
Tal dia como hoy hace tres años fallecieron los tres compañeros de A Coruña en la playa de Orzan.
Descansen en Paz

escrito desde mi móvil. sorry

Recordando un año mas a estos tres compañeros angeles que miran por nosotros....



Gran Fernando Onega

Pd: "no hay mejor homenaje que no olvidarlos nunca...."