Página 1 de 1

el Jefe de Guía , investigado .

NotaPublicado: Dom, 19 May 2019, 21:39
por SEBASTIÁN
Academia Acceso Cnp

sector115.es
El Juzgado investiga al jefe de la Policía Local de Guía por cuatro delitos
Antonio Mederos está imputado por denuncia falsa, prevaricación, coacciones y lesiones a otro agente l Se enfrenta a ocho años de prisión y 15 de inhabilitación
javier bolaños 15.05.2019 | 23:43
Antonio Mederos, durante su etapa en Telde.
Antonio Mederos, durante su etapa en Telde. LP/DLP

El Juzgado de Instrucción Nº2 de Guía investiga (antigua imputación) al jefe de la Policía Local del municipio, Antonio Mederos, por unos supuestos delitos de denuncia falsa, coacciones, lesiones y prevaricación administrativa, tras la denuncia de un agente municipal. El subinspector se enfrenta a penas que suman hasta ocho años de prisión y hasta 15 años de inhabilitación.

El origen de los hechos, que está en las diligencias previas, se remonta a inicios del año pasado, cuando Antonio Mederos proponía la apertura de un expediente disciplinario contra dos compañeros por una supuesta anomalía en un control rutinario de vehículos realizado de madrugada.

A instancia del alcalde, Pedro Rodríguez, el jefe se nombra a sí mismo instructor de su propio expediente disciplinario contra los agentes. Esta decisión de ser juez y parte fue recurrida, porque los afectados se sentían prejuzgados. En ese momento, el mando tomó la decisión de ir a más en su actuación, acudiendo al juzgado y a la fiscalía para actuar contra esos mismos policías, intentando propiciar una investigación fiscal y judicial contra ellos.

Antonio Mederos llevaba en ese momentos dos meses en el puesto, después de haber concluido una comisión de servicios de la que disfrutaba hasta entonces como subinspector en San Bartolomé de Tirajana, siendo nombrado jefe de la Policía Local del municipio norteño por el alcalde, un puesto que ya había desempeñado con anterioridad.

Tanto la fiscalía como el propio Juez de Instrucción nº 2 de Guía que llevaron el caso dieron carpetazo entre los meses de julio y septiembre de 2018 a la denuncia que había interpuesto el responsable policial contra ambos agentes, al considerar que no existía ningún tipo de delito. La Justicia les daba la razón ante este caso.

Sin embargo, uno de los funcionarios afectados tomó la decisión de querellarse por los daños causados por Mederos.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº2 de Guía emitía un primer auto el 22 de enero de este año admitiendo el procedimiento por un supuesto delito de acusación o denuncia falsa, coacciones, lesiones y prevaricación administrativa contra Antonio Mederos.

Y, dentro de las diligencias previas, con fecha de 23 de abril dictaba una Providencia en la que se le comunica que deberá comparecer en los juzgados de Guía en calidad de investigado, al admitirse a trámite la citada querella del agente y la documentación que le acompaña por los citados cuatro supuestos delitos.

Según ha podido saber este periódico, el agente se encuentra desde hace meses de baja médica por las secuelas que le ha causado toda esta situación. Pese a la relevancia de los cuatro delitos, no se descarta que se puedan incorporar al caso nuevas imputaciones. La suma por estos supuestos delitos de la querella implicaría en conjunto hasta ocho años de prisión y de 9 a 15 años de inhabilitación, según fuentes consultadas.

Antonio Mederos reconoció que había recibido ayer la notificación de la querella, aunque no quiso pronunciarse porque podría afectar al proceso judicial.
Grabaciones


Antonio Mederos ya fue nombrado jefe de la Policía Local de Guía en 2008, y ha pasado por distintos ayuntamientos durante su carrera profesional. Entre ellos, en Las Palmas de Gran Canaria, San Bartolomé de Tirajana, Agüimes y en Telde, en dos ocasiones.

Precisamente, la grabación de una conversación entre la entonces alcaldesa de Telde, María del Carmen Castellano, y un exdirector general de Recursos Humanos del ayuntamiento teldense daba a entender supuestamente que el entonces jefe accidental de la Policía Local, Antonio Mederos, estaba diseñando a su medida la convocatoria de oposiciones para hacerse con la plaza de inspector.

En la capital grancanaria, mientras, estuvo a cargo de la unidad de Tráfico. Y terminó denunciando al que era por entonces jefe de la Policía Local de la capital, Javier Henríquez, por "carecer de permiso de conducir motos", según su propia reclamación.













https://www.laprovincia.es/gran-canaria ... 75060.html