COMO OCURRIÓ

Compañeros caídos o lesionados en acto de servicio.

Moderador: Moderadores Zonales

Reglas del Foro
Este foro está CERRADO, visita y participa en nuestro nuevo foro en: https://www.foropolicia.es.

Por decisión de la administración en este foro ya no se podrán escribir temas ni mensajes nuevos y solo permanecerá abierto a efectos de consulta. Si quieres saber los motivos de este cambio pincha aquí.

Para cualquier información, pregunta o duda puedes enviarnos un e-mail a info@foropolicia.es

Re: COMO OCURRIÓ

Notapor TE DUCK QUEEN » Mar Jun 28, 2011 12:55 am



60?
materialpolicial.com
GUARDIA CIVIL D. FRANCISCO MURIEL MUÑOZ
GURADIA CIVIL D. CARLOS JOSE MARRERO SANABRIA


ImagenImagen

En una ofensiva de bombas lanzada por ETA contra las patrullas urbanas y rurales de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, se registran cuatro atentados con explosivos en Vizcaya y Guipúzcoa. El primero de ellos a las dos horas y cuarenta minutos del sábado 28 de junio de 1986, en la calle de Cortes de Bilbao, al paso de dos coches de la Policía Nacional. Los agentes salvaron sus vidas gracias a la precipitación del comando, que accionó el dispositivo de una potentísima bomba de 25 kilogramos de goma 2 y 30 más de metralla, depositada en un contenedor metalico, camuflada entre los cascotes y material de desecho, momentos antes de que el primer coche policial se situara a la altura del contenedor. La explosión, desconcho las paredes de los edificios inmediatos y rompío los cristales de mazanas enteras hasta el quinto piso. Los tornillos dispuestos a actuar como metralla, perforaron las persianas metálicas de garajes, ocasionando desperfectos en vehículos. Cuatro policías y un transeunte, resultaron heridos leves. El segundo, llevado a cabo sobre las siete horas y cinco minutos, en el Alto de Orio, en la carretera de la costa guipuzcoana, que une Orio con Zarauz. Un artefacto, colocado en un talud de la carretera, estalló al paso de un vehículo de la Guardia Civil, causando heridas leves al agente Juan Luis Jiménez Barba, natural de Barcelona, de 21 años de edad. El tercero, a las ocho horas y treinta minutos, a cuatro kilómetros de ese lugar, en el alto de Megas muy cerca de la localidad guipuzcoana de Zarauz, un comando apostado estratégicamente, acciona a distancia un artefacto explosivo de considerable potencia, colocado en un talud, en una curva, ante un precipicio (con evidente ánimo de provocar la caída), al paso de un vehículo oficial de la Guardia Civil, en el que viajaban siete Guardias miembros del GAR (Grupo Antiterrorista Rural). El del Guardia Civil Francisco Muriel Muñoz, natural de la localidad de Archidona (Málaga), de estado soltero y de 30 años de edad; falleció prácticamente en el acto. Los cuerpos de sus compañeros quedaron doblados sobre el amasijo de chatarra en que quedo convertido el vehículo oficial, excepto el de uno, que salió despedido para caer a varios metros. Todos ellos fueron trasladados al Hospital de la Cruz Roja de San Sebastián. José Carlos Marrero Sanabria, natural de Las Palmas de Gran Canaria, de 28 años de edad, que sufrió insuficiencia respiratoria y shock traumático con lesión cerebral. Estas secuelas determinaron su ingreso en un centro psiquiátrico, donde fallecería el 10 de enero de 1988. José María Baltasar Gil, natural de Algeciras (Cádiz), de 26 años de edad; Manuel Ángel Arenal Linares, natural de Marbella (Málaga), de 21 años de edad; Ramón Perona Sánchez, natural de Montiel (Ciudad Real), de 21 años de edad; Luis Pérez Bao, natural de San Martín de Valdeiglesias (Madrid), de 24 años de edad y Juan Carlos Carballo Gañan, natural de Olivenza (Badajoz), de 23 años de edad. El cuarto atentado, ocurrio a unos metros del anterior, y un cuarto de hora más tarde, cuando efectivos de la Guardia civil restreaban el terreno, en las inmediaciones del atentado. Resultando varios Guardias Civiles con perforación timpanica.
Imagen

DESACTIVACIÓN :
Vaga presunción basada en hechos discutibles
de experiencias no concluyentes
desarrollados mediante instrumentos sin precisión
por personas inseguras
con decisiones cuestionables
Avatar de Usuario
TE DUCK QUEEN
Nivel: Alto -Inspector de Policía-
Nivel: Alto -Inspector de Policía-
 
Mensajes: 1470
Registrado: Mar Feb 19, 2008 8:26 pm
Ubicación: BEHIND YOU

Re: COMO OCURRIÓ

Notapor TE DUCK QUEEN » Mar Jun 28, 2011 12:59 am



intervencionpolicial.com
GUARDIA CIVIL D. JUSTINO QUINDOS LOPEZ

Imagen

El Guardia Civil Retirado don Justino Quindos López, y los paisanos Emilio López Comerón (mecánico) y Julio Muñoz Grau (empleado del ayuntamiento), son asesinados pasadas las ocho de la noche del sábado 28 de junio de 1980, en Azcoitia (Guipúacoa). Cuando se encontraban reunidos en la Calle Mayor de esta ciudad y se disponían a entrar en el bar "Alejandro" tras haber presenciado unos partidos de pelota. En ese momento, tres individuos jóvenes (de los Comandos Autónomos Anticapitalistas), a cara descubierta, sacaron parsimoniosamente sus armas y abrieron fuego contra el grupo, en presencia de numerosos testigos. El Guardia Municipal Manuel Pérez, que transitaba en aquel momento por la zona, resultó herido.
Imagen

DESACTIVACIÓN :
Vaga presunción basada en hechos discutibles
de experiencias no concluyentes
desarrollados mediante instrumentos sin precisión
por personas inseguras
con decisiones cuestionables
Avatar de Usuario
TE DUCK QUEEN
Nivel: Alto -Inspector de Policía-
Nivel: Alto -Inspector de Policía-
 
Mensajes: 1470
Registrado: Mar Feb 19, 2008 8:26 pm
Ubicación: BEHIND YOU

Re: COMO OCURRIÓ

Notapor osveo » Mar Jun 28, 2011 11:10 am


Academia Acceso CNP

sector115.es
MAS INFORMACION...................


El 28 de junio de 1986, la banda terrorista ETA asesinó en Zaráuz (Guipúzcoa) al guardia civil FRANCISCO MURIEL MUÑOZ, e hirió a varias personas más, todas ellas miembros de las fuerzas de seguridad del Estado, salvo un civil. Ese día hubo una oleada de atentados en un período de tiempo de seis horas que se inició poco antes de las tres de la madrugada en Bilbao y finalizó sobre las 8:45 horas en las proximidades de la localidad guipuzcoana de Zaráuz. Las bombas iban dirigidas contra los equipos urbanos y rurales de la lucha antiterrorista desplegados por toda la comunidad autónoma vasca.

La oleada de atentados tuvo lugar seis días después de que el PSOE hubiese ganado las elecciones generales, elecciones en las que se produjo un aumento considerable de los votos obtenidos por Herri Batasuna. La formación proetarra advirtió al Gobierno de que los resultados le obligaban a negociar con ETA. Algunos analistas señalaron que la oleada de atentados del 28 de junio podía formar parte de una estrategia para que el Gobierno accediera a la negociación. Todos los artefactos fueron accionados a distancia por terroristas apostados estratégicamente en puntos que les permitieron controlar el paso de las patrullas de las fuerzas de seguridad.

La primera bomba estallaba a las 2:40 horas en la calle de Cortes de Bilbao al paso de dos coches de la Policía Nacional. Estaba compuesta por veinticinco kilos de Goma 2 y treinta más de metralla. Escondida en una papelera, la bomba fue detonada antes de que ambos coches estuvieran a su alcance, lo que salvó la vida a los agentes de Policía Nacional. Cuatro agentes y un transeúnte resultaron heridos leves en la cara y los brazos. La explosión fue brutal y desconchó las paredes de los edificios inmediatos y rompió los cristales de manzanas enteras hasta el quinto piso. Los tornillos de grueso tamaño, dispuestos para actuar como metralla, perforaron las persianas metálicas de acero de garajes y establecimientos y ocasionaron desperfectos en vehículos y comercios.

Unas horas después, a las 7:05 horas del 28 de junio, en el Alto de Orio, otro artefacto colocado en el talud de la carretera estallaba al paso de un Land Rover de la Guardia Civil, que quedó destrozado, y causó heridas leves al agente José Luis Jiménez Barba.

Una hora más tarde, hacia las 8:30 horas, y en respuesta a la explosión en el Alto de Orio, se puso en marcha un dispositivo de rastreo por parte de los Grupos Antiterroristas Rurales (GAR), que se desplazaron por la misma carretera que une Orio con Zaráuz hasta el Alto de Meagas, ya en el término municipal de esta segunda localidad. En ese momento, una tercera bomba de considerable potencia alcanzaba de lleno a la furgoneta Nissan en la que viajaban los siete guardias civiles. Francisco Muriel Muñoz falleció prácticamente en el acto y cinco de sus compañeros quedaron gravemente heridos, con los cuerpos doblados y atrapados entre el amasijo de chatarra en que quedó convertida la furgoneta blindada. Otro guardia civil salió despedido del vehículo y cayó a varios metros de la furgoneta. La bomba, que arrasó los matorrales y arrancó de cuajo ramas enteras, había sido colocada en un talud pegado a un precipicio, con el objetivo evidente de provocar que la furgoneta se despeñase. Los guardias civiles heridos fueron José María Baltasar Gil, natural de Algeciras (Cádiz), de 26 años de edad; Manuel Ángel Arenal Linares, natural de Marbella (Málaga), de 21 años de edad; Ramón Perona Sánchez, natural de Montiel (Ciudad Real), de 21 años de edad; Luis Pérez Bao, natural de San Martín de Valdeiglesias (Madrid), de 24 años de edad; Juan Carlos Carballo Gañan, natural de Olivenza (Badajoz), de 23 años de edad y José Carlos Marrero Sanabria, que sufrió una insuficiencia respiratoria y un shock traumático. Todo ello le provocó una grave lesión cerebral. Tuvo que ser ingresado en un centro psiquiátrico de Las Palmas de Gran Canaria a causa de las secuelas que le dejó la misma. Diecinueve meses después, el 10 de enero de 1988, aprovechando la visita que le hacía un compañero guardia civil, le arrebató la pistola reglamentaria y se suicidó de un tiro en la boca.

La serie de atentados de ese día terminó con una cuarta bomba que explotó quince minutos más tarde a unos metros de la anterior, cuando efectivos de la Guardia Civil rastreaban el terreno en las inmediaciones del atentado. A consecuencia de la explosión, varios guardias civiles sufrieron perforación timpánica.

En 1989 la Audiencia Nacional condenó a José María Pérez Díaz y a José Antonio López Ruiz, alias Kubati, a sendas penas de 197 años como autores materiales del atentado. En el mismo fallo fue condenada Begoña Uzcudun Echenagusia, como autora en grado de encubrimiento. En 1993 fue condenado José Ignacio Urdiain Ciriza y en 1999 Miguel Azcue Berasaluce, ambos como autores materiales y a las mismas penas que Pérez Díaz y López Ruiz. Begoña Uzcudun quedó libre en enero de 2006, cuando su excarcelación estaba prevista para 2008, beneficiada por la redención de condenas unos meses antes de que se empezase a aplicar la llamada doctrina Parot. A José Antonio López Ruiz, Kubati, y José Ignacio Urdiain Ciriza sí se les ha aplicado la doctrina Parot, y no saldrán de prisión hasta 2017 y 2019 respectivamente.

Imagen


Francisco Muriel Muñoz, de 30 años, estaba soltero. Era natural de Archidona (Málaga). Ingresó en 1979 en la Guardia Civil, y fue el primer miembro de los GAR muerto en acto de servicio desde que se creó esta unidad de élite en 1982

D.E.P.

Imagen
LA INFORMACION ES PODER, INFORMATE

Imagen
Avatar de Usuario
osveo
Nivel: Medio-Alto -Subinspector-
Nivel: Medio-Alto -Subinspector-
 
Mensajes: 956
Registrado: Vie Oct 15, 2010 9:00 pm

Re: COMO OCURRIÓ

Notapor osveo » Mar Jun 28, 2011 11:13 am


MAS INFORMACION..............


A las 20:15 horas del sábado 28 de junio de 1980, cuatro miembros de los Comandos Autónomos Anticapitalistas asesinaban a tiros en Azcoitia (Guipúzcoa) al mecánico ELIO LÓPEZ CAMARON, al funcionario del Ayuntamiento JULIO MUÑOZ GRAU y al guardia civil retirado JUSTINO QUINDOS LÓPEZ, cuando se encontraban charlando en la calle Mayor de la localidad tras tomar unos chatos en el Bar Alejandro.

En ese momento, un vehículo frenó bruscamente frente a ellos y cuatro terroristas abrieron fuego contra el grupo de amigos. Justino y Elio murieron en el acto, mientras que Julio Muñoz, herido gravemente por cuatro disparos, falleció mientras era trasladado a la residencia sanitaria Nuestra Señora de Aránzazu de San Sebastián. También resultó herido leve en una pierna el policía municipal Manuel Pérez Zarzo, que se encontraba dentro del bar, pues una de las balas entró en el establecimiento. El coche utilizado por los terroristas fue robado en torno a las 17:30 horas, dejando a su propietario atado en el Alto de Elosúa. Allí permaneció hasta que fue liberado por un vecino hacia las 20:30 horas.

Los tres amigos, según vecinos de la localidad, eran considerados políticamente de derechas, motivo suficiente para que la banda terrorista decidiese acabar con sus vidas. Dos días después, el atentado fue reivindicado por los Comandos Autónomos Anticapitalistas a través de llamadas telefónicas a varios medios de comunicación del País Vasco. Un miembro de los Comandos Autónomos Anticapitalistas fue detenido el mismo 30 de junio en el barrio de Gros de San Sebastián, cuando iba a entregar un comunicado para un periódico. Además, llevaba en su poder el arma con la que disparó a Elio, Julio y Justino. Se trataba de Jesús María Larzabal Bastarrika, condenado en 1982 por la Audiencia Nacional a 25 años de prisión. Ocho años después, en 1990, fue condenado también a 25 años, como autor material de triple asesinato, Juan Carlos Arruti Azpitarte.


Imagen

Justino Quindos López, de 60 años, estaba casado con Arcadia Izquierdo y tenía un hijo y una hija, esta última casada con el conocido pelotari Anduela III. Era natural de Ampudia (Palencia). La víctima había abandonado la Guardia Civil veinticuatro años antes de ser asesinado, y desde entonces trabajaba en la empresa Beltia. Casualmente, vivía en el mismo edificio que Ramón Baglietto Martínez, asesinado por ETA dos meses antes

D.E.P.

Imagen
LA INFORMACION ES PODER, INFORMATE

Imagen
Avatar de Usuario
osveo
Nivel: Medio-Alto -Subinspector-
Nivel: Medio-Alto -Subinspector-
 
Mensajes: 956
Registrado: Vie Oct 15, 2010 9:00 pm

Re: COMO OCURRIÓ

Notapor osveo » Mar Jun 28, 2011 11:23 am


MAS INFORMACION

Fuente: la opinion de Tenerife

Imagen

Jose Carlos Marrero Sanabria


SANTA CRUZ DE TENERIFE El 28 de junio de 1986, ETA lanzaba una gran ofensiva en el País Vasco. Las bombas iban dirigidas contra los equipos urbanos y rurales antiterroristas desplegados por toda la comunidad. El grancanario José Carlos Marrero Sanabria formaba parte entonces de una de esas patrullas. Estaba en primera línea de la lucha contra la violencia separatista, lo que había motivado la preocupación de su familia isleña, especialmente de su madre. "Yo no quería que fuera Guardia Civil y menos en un momento en que había atentados cada dos por tres y cuando lo habían enviado al País Vasco. Pero ese era su deseo y no pude hacer nada", recordó Rita María Sanabria.

La primera de las acciones de aquel día tuvo lugar a las dos horas y cuarenta minutos, en la calle de Cortes de Bilbao, al paso de dos coches de la Policía Nacional, según consta en el archivo de víctimas del terrorismo de la Guardia Civil. Los agentes salvaron sus vidas gracias a la precipitación del comando, que accionó el dispositivo de una potentísima bomba demasiado antes de que el primer coche policial se situara a la altura del contenedor donde la habían colocado. El segundo artefacto, que estalló sobre las siete horas y cinco minutos y en el Alto de Orio, en la carretera de la costa guipuzcoana, solo causó heridas leves a un agente. En el tercero fue en el que se vio involucrado el agente nacido en Las Palmas de Gran Canaria.

A las ocho horas y treinta minutos de la tarde, en el alto de Megas y muy cerca de la localidad guipuzcoana de Zarauz, un comando apostado estratégicamente acciona a distancia un artefacto de considerable potencia colocado en un talud. El objetivo era un vehículo de la Guardia Civil en el que viajaban siete agentes del Grupo Antiterrorista Rural. El malagueño Francisco Muriel falleció en el acto. Los cuerpos de sus compañeros quedaron doblados entre el amasijo de chatarra en que quedo convertido el vehículo oficial.

José Carlos Marrero, de 28 años, deportista, un alma intrépida, amante de la naturaleza y un joven en buen estado de forma, estaba entre ellos. Sufrió insuficiencia respiratoria y un fuerte shock traumático con lesión cerebral. Las secuelas determinaron su ingreso en un centro psiquiátrico, donde fallecería dos años después, el 10 de enero de 1988. "Estaba muy mal. Quedó en muy malas condiciones y no pudo superarlo", recordó su madre.

Parajes bucólicos

A José Carlos le gustaba el norte de la Península, esos parajes bucólicos que tantas veces patrulló en busca de zulos o pistas que condujeran a los asesinos. Sabía que todos los miembros del Grupo Antiterrorista Rural eran prioridad entre los objetivos de ETA. Conformaban una especie de unidad de élite, la primera línea del frente democrático contra la barbarie de las bombas. El grancanario se había preparado en la academia de Úbeda, Jaén. Con 23 años se enroló en la Guardia Civil y su ascensión fue imparable. Sus compañeros lo recuerdan como un hombre muy preparado, dispuesto desde el primer momento a dar su vida para acabar con aquella barbarie.
Su forma de ser abierta le había permitido granjearse la amistad de muchos de los residentes de aquellos caseríos perdidos tan hostiles. Lo saludaban y lo trataban con mucho cariño. Pero una minoría radical lo tenía en el punto de mira.

D.E.P.

Imagen
LA INFORMACION ES PODER, INFORMATE

Imagen
Avatar de Usuario
osveo
Nivel: Medio-Alto -Subinspector-
Nivel: Medio-Alto -Subinspector-
 
Mensajes: 956
Registrado: Vie Oct 15, 2010 9:00 pm

Re: COMO OCURRIÓ

Notapor toxxo » Mar Jun 28, 2011 7:46 pm


Kubotan Desde 10? - Desenfunda

desenfunda.com
osveo escribió:Su forma de ser abierta le había permitido granjearse la amistad de muchos de los residentes de aquellos caseríos perdidos tan hostiles. Lo saludaban y lo trataban con mucho cariño. Pero una minoría radical lo tenía en el punto de mira.

D.E.P.

Imagen


La pena es que sigue siendo así, no aprenden ...

Descansa en paz :lazonegro:
Art. 32 Para cualquier cuestión relativa a la moderación, póngase en contacto vía MP con el moderador o con los webmasters. http://www.foropolicia.es/foros/normativa-de-foropolicia-t43653.html Nemo patriam quia magna est amat, sed quia sua. Seneca
Avatar de Usuario
toxxo
MODERADOR GLOBAL
MODERADOR GLOBAL
 
Mensajes: 10288
Registrado: Mié May 07, 2008 7:57 pm

Re: COMO OCURRIÓ

Notapor osveo » Jue Jun 30, 2011 11:56 pm


Torskin Ropa Anticorte

Proteccion riesgos arma blanca
uspsuministros.com
A las nueve y veinte de la noche del 30 de junio de 1982, la banda terrorista ETA asesinaba al jefe de la Policía Municipal de Baracaldo (Vizcaya), JOSÉ AYBAR YÁÑEZ. Tres individuos dispararon contra él cuando, en compañía de varios amigos, se encontraba en el reservado de un bar, muy próximo al Ayuntamiento, jugando a las cartas. Aybar Yáñez solía acudir a ese local dos o tres veces a la semana, rutina que conocían sus asesinos, pues lo estuvieron vigilando durante varios días.

Cinco miembros del grupo Vizcaya de ETA se reunieron en la estación de tren de Baracaldo y, desde ahí, se dirigieron en un vehículo a las puertas del bar. Cuatro de ellos entraron en el local y el quinto permaneció en el vehículo a la espera. Una vez dentro, localizaron inmediatamente a José Aybar, que se encontraba de espaldas, y comenzaron a disparar una y otra vez "en medio de un clima de terror y desconcierto", tal y como se recoge en una de las sentencias de la Audiencia Nacional sobre este atentado. Los disparos que realizó Miguel Arrieta Llopis, uno de los etarras, alcanzaron a dos de los miembros del grupo, uno de los cuales, Francisco Javier Zabaleta Urretavizcaya, murió a causa de los mismos. José Aybar recibió el impacto de ocho proyectiles que le dejaron gravemente herido. Falleció antes de poder recibir atención médica.

Nada más conocerse la noticia del asesinato de Aybar Yáñez, el secretario general del Partido Socialista de Euskadi de Vizcaya, Ricardo García Damborenea, expresó la condena de su partido, precisando que dicha condena se extendía también a quienes "desde Herri Batasuna azuzan a los terroristas y miran esos atentados con complacencia".

En 1997 la Audiencia Nacional condenó a Ángel Luis Hermosa Urra a la pena de 30 años de reclusión mayor por el asesinato de Aybar Yáñez, y a Juan Ignacio Aldana Celaya a 20 años de reclusión menor como cómplice. En 2001 fue condenado Miguel Arrieta Llopis a 30 años de reclusión mayor, y a la misma pena fue condenado en 2004 Sebastián Echaniz Alcorta.


Imagen

José Aybar Yáñez, de 58 años, era natural de la localidad vizcaína de San Julián de Múzquiz. Estaba casado y tenía tres hijos. Llevaba treinta años en la Policía Municipal de Baracaldo y ocupaba el mando de la misma desde 1968.

José Aybar había sido citado en dos reportajes publicados por el semanario Interviú en diciembre de 1979, con el título "Confesión de un infiltrado. Como actúan los ultras vascos". Dos de los citados en aquella publicación fueron asesinados semanas después por la banda terrorista ETA: Jesús García García, el 5 de enero de enero de 1980, y Alfredo Ramos Vázquez, el 23 de enero de ese mismo año. Por ambos asesinatos fueron juzgados en noviembre de 1981 el periodista Francisco Xavier Vinader Sánchez por un delito de imprudencia temeraria (condenado a 7 años de reclusión mayor) y el expolicía Francisco Ros Frutos, como cooperador necesario (4 años de reclusión menor). Por haber sido citado en esos reportajes, José Aybar había recibido varias amenazas de ETA, por lo que tuvo que abandonar temporalmente el País Vasco. Había regresado a su domicilio poco tiempo antes de ser asesinado.

D.E.P.


Imagen
LA INFORMACION ES PODER, INFORMATE

Imagen
Avatar de Usuario
osveo
Nivel: Medio-Alto -Subinspector-
Nivel: Medio-Alto -Subinspector-
 
Mensajes: 956
Registrado: Vie Oct 15, 2010 9:00 pm

Re: COMO OCURRIÓ

Notapor TE DUCK QUEEN » Vie Jul 01, 2011 5:50 pm


Camiseta Policia Foral Navarra

militariapiel.es
POLICIA NACIONAL D. PEDRO DOMINGUEZ PEREZ
POLICIA NACIONAL D. LUIS CLARACO LOPEZ
POLICIA NACIONAL D. JOSE LUIS JIMENEZ BARRERO


Hacia las diez y cuarto de la noche del 1 de julio de 1991 un paquete-bomba hacía explosión en la empresa Express Cargo, en el polígono industrial de Villaverde (Madrid), causando la muerte en el acto a dos artificieros de la Policía Nacional, el subinspector PEDRO DOMÍNGUEZ PÉREZ y el agente LUIS CLARACO LÓPEZ. Un tercer miembro de los Tedax, el agente José Luis Jiménez Barrero, resultó gravemente herido. Permaneció clínicamente muerto dos días más, falleciendo el 3 de julio.

El paquete, con unos siete kilos de explosivo, había sido enviado desde Valladolid a un alto cargo del Ministerio de Justicia, que anteriormente había ocupado el puesto de subdirector general de Personal de Instituciones Penitenciarias. El paquete llegó el 27 de junio al Ministerio y los servicios de seguridad no pudieron comprobar su contenido por verse todo opaco a través del escáner. Tenía unas dimensiones de 40 centímetros de largo, 15 de grosor y 20 de ancho. Ese mismo día se entregó también en Valladolid el paquete que hizo explosión el jueves 28 de junio en la cárcel sevillana Sevilla-1 y que provocó la muerte a cuatro personas -un funcionario, dos reclusos y el familiar de otro recluso- y heridas de diversa consideración a otras treinta.

Al rechazar el Ministerio el paquete, la empresa Express Cargo lo depositó en un almacén situado en el barrio de Villaverde en Madrid, donde permaneció catalogado como "incidencia". Y así estuvo el envío hasta el 1 de julio, cuando una llamada anónima avisó a la delegación de Express Cargo en Aranda de Duero (Valladolid) de que en alguna de sus dependencias tenía que haber un paquete-bomba.

La central de Express Cargo avisó a todas sus delegaciones hasta que se detectó el paquete en el almacén de Villaverde. Los Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (TEDAX) llegaron a la empresa sobre las seis de la tarde y adoptaron todo tipo de precauciones, según la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Los funcionarios utilizaron un robot para desplazar el paquete y los artificieros cebaron el bulto en dos ocasiones. Los agentes tenían órdenes expresas de sus superiores de "no arriesgar nada" en su labor de desactivación. Después de varias horas de trabajo, sobre las 22:15 horas, y cuando parecía que todo estaba controlado, el paquete hizo explosión. El artefacto tenía una trampa consistente en un doble detonador y estalló cuando los artificieros intentaban desactivarlo manualmente. La explosión fue muy fuerte y la onda expansiva derrumbó 35 metros cuadrados del tejado de la nave.

Al lugar de la explosión acudieron el ministro del Interior, José Luis Corcuera, el director general de la Policía, José María Rodríguez Colorado, y el alcalde de Madrid, Agustín Rodríguez Sahagún.

En julio de 2010 se sentó en el banquillo de la Audiencia Nacional el exjefe de ETA José Luis Urrusolo Sistiaga por el asesinato de los tres agentes del Tedax. Urrusolo Sistiaga, alias Joseba, fue extraditado por Francia en 2001 para ser juzgado por dieciséis asesinatos y dos secuestros entre otros delitos. Durante el juicio, y a preguntas de la defensa, el etarra señaló que había abandonado la organización terrorista en 1994. En septiembre de 2008 hizo pública una carta en la que, junto a la también etarra Carmen Guisasola, se desvinculaba del Movimiento de Presos Vascos y criticaba la estrategia de ETA y de Batasuna.

Según el escrito de conclusiones provisionales del fiscal, antes del 25 de junio de 1991 Joseba averiguó y anotó la dirección de la sede del Ministerio de Justicia en la calle San Bernardo de Madrid número 21 con la finalidad de enviar un paquete-bomba a cargos políticos o funcionarios destinados allí. "En ejecución del plan concebido", añade el escrito, miembros no identificados de la banda terrorista facturaron un paquete-bomba desde la empresa de paquetería Express Cargo de Valladolid. El fiscal consideró a Urrusolo Sistiaga coautor de un delito de estragos terroristas, uno de atentado contra funcionarios, uno de asesinato en grado de tentativa y dos de asesinato terrorista.

El 28 de julio de 2010 Urrusolo Sistiaga fue condenado a penas que suman 119 años de cárcel como cooperador necesario en el atentado que costó la vida a los tres policías. Según se recoge en la sentencia, en una agenda que se intervino en 1992 al ser desarticulado el grupo del que Urrusolo formaba parte, se encontraron anotaciones con la dirección del Ministerio de Justicia para que ETA lo enviara a una persona en ese departamento. También había anotaciones sobre empresas de mensajería escritas por una etarra huida. Un hombre y una mujer no identificados se encargaron de enviar desde Valladolid el paquete cargado de explosivos.

Los jueces al dictar sentencia tuvieron en cuenta que Urrusolo Sistiaga no negó haber escrito las notas de la agenda intervenida por la Policía, y que un informe pericial realizado por expertos en grafología de la Guardia Civil acreditó que el acusado era el autor de las anotaciones. La sentencia señala que el plan del atentado, "concretado entre el acusado" y la otra etarra huida, "dio lugar a que personas de la organización ETA, utilizando la información por aquellos conseguida, montaran el explosivo, lo ocultaran en una caja y lo facturaran".

Luis Claraco López, de 39 años, era natural de Linares (Jaén). Estaba casado y tenía tres hijos. El funeral por su alma tuvo lugar en la parroquia de San Francisco de su localidad natal, al que asistieron unos doscientos vecinos, además del delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Garrido, y de mandos provinciales de la Policía Nacional y la Guardia Civil.


Pedro Domínguez Pérez, subinspector de la Policía Nacional de 45 años, era natural de Forfoleda (Salamanca), donde fue enterrado. Estaba casado y tenía tres hijos. A su funeral asistieron varios centenares de vecinos de Forfoleda y de otros pueblos de la comarca.
Imagen

DESACTIVACIÓN :
Vaga presunción basada en hechos discutibles
de experiencias no concluyentes
desarrollados mediante instrumentos sin precisión
por personas inseguras
con decisiones cuestionables
Avatar de Usuario
TE DUCK QUEEN
Nivel: Alto -Inspector de Policía-
Nivel: Alto -Inspector de Policía-
 
Mensajes: 1470
Registrado: Mar Feb 19, 2008 8:26 pm
Ubicación: BEHIND YOU

Re: COMO OCURRIÓ

Notapor TE DUCK QUEEN » Lun Jul 04, 2011 1:50 am


¿Quieres ser Policía Nacional?

Prepárate con los mejores
joyfepolferes.es
GUARDIA CIVIL D. JUAN GARCIA GONZALEZ

Imagen

Los Guardias Civiles Juan García González, natural de Guadalajara, de 21 años de edad y de estado civil soltero; y Francisco López García, natural de la localidad de Sorvilan (Granada), de 21 años de edad y de estado soltero. Resultaron heridos de gravedad, sobre las dos horas y cuarenta y cinco minutos de la madrugada del domingo 4 de julio de 1982, en la localidad navarra de Burguete, donde estaban destinados en el Grupo Especial de Intervención en Montaña, como consecuencia de la explosión de una "bomba-trampa" colocada por miembros de la banda terrorista ETA (Mercedes Galdós Arsuaga "La Monja"), en el automóvil que se disponían a utilizar al salir de la discoteca "Irrintzi". Al poner en marcha el vehículo, explosionó una carga que contenía tres kilos de goma 2 con abundante tornillería y bornes como metralla. Dejando a Juan García y a Francisco López, con graves lesiones en la parte posterior del cuerpo. Siendo inmediatamente trasladados al Hospital Provincial de Navarra, don Juan García falleció a los pocos minutos de su ingreso. La bomba utiliza consistía en una doble trampa, (bajo las ruedas delanteras y traseras del vehículo se colocó la carga explosiva, de forma que al mover el coche, en una u otra dirección, explotará por simple presión) en este caso únicamente deflagró la carga de las ruedas traseras.
Imagen

DESACTIVACIÓN :
Vaga presunción basada en hechos discutibles
de experiencias no concluyentes
desarrollados mediante instrumentos sin precisión
por personas inseguras
con decisiones cuestionables
Avatar de Usuario
TE DUCK QUEEN
Nivel: Alto -Inspector de Policía-
Nivel: Alto -Inspector de Policía-
 
Mensajes: 1470
Registrado: Mar Feb 19, 2008 8:26 pm
Ubicación: BEHIND YOU

Re: COMO OCURRIÓ

Notapor osveo » Lun Jul 04, 2011 11:28 pm


Edición 175 Aniversario Gc

gafaspolicia.com
MAS INFORMACION........................


En la madrugada del 4 de julio de 1982, la banda terrorista ETA asesinaba en Burguete (Navarra) al guardia civil JUAN ANTONIO GARCÍA GONZÁLEZ mediante la colocación de una bomba bajo su vehículo, y hería gravemente a su amigo, Francisco Javier López García, también guardia civil. Ambos tenían 21 años, los dos eran hijos de guardias civiles, estaban solteros y habían sido destinados al Grupo Especial de Intervención de Montaña con base en la localidad navarra de Burguete.

Imagen

Juan Antonio y Francisco Javier habían estado divirtiéndose y tomando copas esa noche de domingo. En torno a las 2:40 horas abandonaron la discoteca Irrintzi y se subieron al vehículo propiedad de Juan Antonio. Al poner en marcha el coche, se produjo la explosión de una bomba colocada junto a las ruedas traseras del vehículo. Un segundo artefacto situado en la parte delantera no llegó a estallar. Ambos artefactos estaban compuestos por 3 kilos de Goma 2 y abundante metralla. Los terroristas habían colocado dos cargas bajo las ruedas delanteras y traseras del vehículo de forma tal que, al mover el coche, en una u otra dirección, hiciesen explotar el artefacto por simple presión de las mismas. Los artificieros del equipo EDEX de la Guardia Civil procedieron posteriormente a desactivar el segundo explosivo.

Juan Antonio fue alcanzado en la espalda por la onda expansiva y la metralla, resultando gravemente herido. Falleció mientras era trasladado al Hospital Provincial de Navarra. Su amigo, Francisco López García, también resultó herido en la espalda por la metralla, pero pudo salvar la vida tras ser intervenido quirúrgicamente. La dirección del hospital de Navarra facilitó, a media mañana del 4 de julio, un parte médico en el que señalaba que el herido presentaba cinco heridas de metralla en región dorsolumbar, con desgarros musculares y ablación cutánea, además de una doble fractura occipital. Su pronóstico fue calificado de grave.

Tan pronto se tuvo noticia del atentado, unidades especiales de los GAR (Grupos Antiterroristas Rurales) de la Guardia Civil montaron un dispositivo de control y rastreo de la zona donde se había producido el atentado.

Juan Antonio García González era natural de Marchamalo (Guadalajara). Había estado tres años destinado en la Comandancia de Navarra y llevaba tres meses destinado en Burguete. Cuando fue asesinado, su padre era jefe del puesto de la Guardia Civil de Abéjar (Ávila). La capilla ardiente del guardia civil se instaló en el Salón del Trono del Gobierno Civil de Navarra. Una guardia de honor estuvo escoltando en todo momento el cadáver, hasta la celebración de los funerales, que tuvieron lugar a primera hora de la tarde del 4 de julio en la Iglesia de San Miguel de Pamplona.

A los funerales asistieron, entre otras personalidades, el director general de la Seguridad del Estado, Francisco Laína; el subdirector general de la Guardia Civil, general Hermosilla; el gobernador civil de Navarra, Francisco Javier Ansuátegui y el presidente de la Diputación Foral, Juan Manuel Arza, así como los familiares del guardia civil asesinado. En el momento de la entrada del féretro al templo cubierto por la bandera nacional, y portado a hombros por sus compañeros, el público prorrumpió en una salva de aplausos y dio vivas a la Guardia Civil y a España. Posteriormente, el féretro que contenía los restos mortales del guardia civil fue trasladado a Guadalajara, donde fue enterrado.

D.E.P.


Imagen
LA INFORMACION ES PODER, INFORMATE

Imagen
Avatar de Usuario
osveo
Nivel: Medio-Alto -Subinspector-
Nivel: Medio-Alto -Subinspector-
 
Mensajes: 956
Registrado: Vie Oct 15, 2010 9:00 pm

Re: COMO OCURRIÓ

Notapor osveo » Mar Jul 05, 2011 12:34 am



foropolicia.es
VICTIMA DEL TERRORISMO DE "ETA".

D./ Luis Miranda Blanco

Imagen




LUGAR: Oyarzun ( Guipuzcoa )

FECHA: 05-07-1981

PROFESIÓN/CARGO: Guardia Civil

DESCRIPCIÓN DE LOS HECHOS:

Don Luis Miranda Blanco, Guardia Civil de Trafico, natural de Sevilla, de 28 años, casado (su esposa se encontraba embarazada) y con dos hijas de cinco y tres años; fue asesinado en la localidad guipuzcoana de Oyarzun, al ser ametrallado sobre las seis horas y treinta minutos de la mañana del domingo 6 de julio de 1981, el vehículo de la Guardia Civil de Tráfico, que circulaba por la carretera nacional Madrid-Irún, en dirección a esta última localidad, por el término municipal de Oyarzun (Guipúzcoa). El comando agresor (José Mari Zabarte Arregui "EL Carnicero"), parapetado tras un muro de unos dos metros de altura, que se encuentra en el alto de Gaintxurizketa, disparó una ráfaga de CETME contra el automóvil oficial. Los etarras lograron darse a la fuga en un turismo Talbot 150, aparcado en las proximidades, que habían robado a punta de pistola tres individuos a las cuatro de la madrugada en la discoteca Ku, situada en el monte Igueldo. El propietario y sus acompañantes quedaron durante varias horas atados a unos árboles. Luis Miranda sufrió heridas mortales e ingresó cadáver en el Hospital de la Cruz Roja de San Sebastián, a donde fue trasladado por un coche particular. Su compañero José Paradero Garrote, natural de Salamanca, de 28 años de edad, que resultó herido grave, fue trasladado en ambulancia, quedando internado en la Unidad de Cuidados Intensivos del indicado centro médico, tras ser intervenido quirúrgicamente.

D.E.P.

Imagen
LA INFORMACION ES PODER, INFORMATE

Imagen
Avatar de Usuario
osveo
Nivel: Medio-Alto -Subinspector-
Nivel: Medio-Alto -Subinspector-
 
Mensajes: 956
Registrado: Vie Oct 15, 2010 9:00 pm

Re: COMO OCURRIÓ

Notapor osveo » Mar Jul 05, 2011 11:46 pm


Cartera Guardia Civil

Fabricada en piel de vacuno
enpieldeubrique.com
MAS INFROMACION................

A las 6:30 horas, miembros del grupo Donosti de ETA tiroteaban el vehículo oficial en el que viajaban el guardia civil de Tráfico LUIS MIRANDA BLANCO y su compañero José Paradero Garrote, cuando circulaban por la Nacional I Madrid-Irún a la altura de la localidad guipuzcoana de Lezo.

Los terroristas esperaban a los agentes parapetados tras un muro de unos dos metros de altura que se encuentra en el Alto de Gainchurisqueta. Cuando vieron aparecer el vehículo de la Guardia Civil de Tráfico, lo tirotearon y se dieron a la fuga, a pesar de que a pocos metros del automóvil de Tráfico circulaba otro vehículo de la Guardia Civil sin señales externas de identificación, precisamente como medida de protección frente a posibles atentados.

Los disparos alcanzaron de lleno al primer automóvil, hiriendo mortalmente al agente Luis Miranda, que fue trasladado en un coche particular al Hospital de la Cruz Roja de San Sebastián, donde ingresó cadáver. Poco más tarde llegó al mismo centro el guardia civil José Paradero, que también viajaba en el primer automóvil. Se le pronosticó herida por arma de fuego, con orificio de entrada y salida en hemitórax derecho, afectación de la pared costal, fractura abierta y pérdidas de sustancia ósea, muscular y cutánea en tercio medio de pierna derecha. El pronóstico de sus heridas fue calificado de grave, aunque evolucionó favorablemente en los días siguientes.

El arma utilizada por los agresores, según fuentes oficiales, fue un fusil Cetme, de uso reglamentario en el Ejército y en las Fuerzas de Seguridad, que podría haber sido robado en Orio. En el lugar del atentado se recogieron más de una docena de casquillos de bala del calibre 7,62. Los etarras emplearon para cometer el atentado un automóvil Talbot 150, que tres terroristas habían robado a punta de pistola a las cuatro de la madrugada en la discoteca Ku, situada en el monte Igueldo. Al propietario del coche robado y a sus acompañantes los dejaron atados a unos árboles.

Pocas horas después del ametrallamiento del vehículo de la Guardia Civil de Tráfico se trasladó desde Madrid a San Sebastián en helicóptero el general director de la Guardia Civil, Luis Aramburu Topete, que visitó la capilla ardiente y se interesó también por el estado de José Paradero, ingresado en el Hospital de la Cruz Roja.

Al día siguiente, lunes 6 de julio, en el Salón del Trono del Gobierno Civil de Guipúzcoa se celebró el funeral por el alma del Luis Miranda, al que asistieron autoridades provinciales y locales, representaciones militares y mandos de la zona de la Guardia Civil, así como los padres y la viuda de la víctima. El féretro fue sacado a hombros por compañeros del Cuerpo al término de la ceremonia e introducido en un furgón que lo trasladó hasta el aeropuerto de Fuenterrabía, mientras una compañía de la Guardia Civil le rendía honores. Desde el aeropuerto guipuzcoano, el cuerpo sin vida del agente fallecido fue conducido a bordo de un avión militar a Sevilla, adonde llegó a las cuatro de la tarde. Tras una emotiva ceremonia religiosa, el féretro fue cubierto con la bandera nacional y llevado a hombros por guardias civiles y policías nacionales hasta el lugar de su enterramiento.

La Audiencia Nacional condenó en 1985 al etarra Jesús María Zabarte Arregui a 29 años de reclusión mayor por el asesinato de Luis Miranda, y a otros 16 años de reclusión menor por el asesinato frustrado de José Paradero. En 1988 fue condenado a las mismas penas Ignacio Esteban Erro Zazu, así como lo fue en 1996 Luis María Lizarralde Izaguirre.


Imagen


Luis Miranda Blanco, de 28 años, había nacido en Sevilla, estaba casado y tenía dos hijas, de cinco y tres años. Su esposa estaba embarazada del tercero.


D.E.P.

Imagen
LA INFORMACION ES PODER, INFORMATE

Imagen
Avatar de Usuario
osveo
Nivel: Medio-Alto -Subinspector-
Nivel: Medio-Alto -Subinspector-
 
Mensajes: 956
Registrado: Vie Oct 15, 2010 9:00 pm

Re: COMO OCURRIÓ

Notapor TE DUCK QUEEN » Sab Jul 09, 2011 1:16 am


GUARDIA CIVIL D. ANTONIO JESUS TRUJILLO COMINO
GUARDIA CIVIL D. JUAN MERINO ANTUNEZ


ImagenImagen

Dos jóvenes terroristas de ETA, que llevaban anudado al cuello el pañuelo rojo típico en las fiestas de San Fermín, a las ocho horas y quince minutos de la mañana del martes 9 de julio de 1985, abordan un vehículo aparcado en la calle Camino, en las inmediaciones de la Delegación de Hacienda, en la zona más céntrica de San Sebastián y simultáneamente comienzan a disparar por ambos lados a través de las ventanillas delanteras. Sus ocupantes los Guardias Civiles Antonio Jesús Trujillo Comino, natural de la localidad de Priego (Córdoba), de 22 años de edad, soltero y Juan Merino Antunez, natural de Llanes (Asturias), de 21 años de edad, casado y sin hijos; quedaron recostados uno sobre el otro agonizantes, con impactos de bala en la cabeza, cuello y hombro. La mano de uno de los Guardias Civiles descansaba sobre su muslo derecho, cerca de la pistola reglamentaria, que no pudo llegar a utilizar. Mientras sus asesinos pistola en mano se introdujeron en uno de los accesos peatonales del aparcamiento subterráneo de la calle Oquendo, saliendo por el acceso que desemboca, junto al río Urumea, en la calle de la Republica Argentina, donde les aguardaba un coche Reanault 7, matricula SS 6013, que después abandonarían en la zona de cocheras de los autobuses urbanos de San Sebastián, con su propietario en el interior del maletero, atado y amordazado, donde había permanecido más de una hora, desde que fue abordado a punta de pistola en Pasajes, cuando iba a trabajar Ambos agentes llevaban dos meses y diez días destinados en la Comandancia de Guipúzcoa, procedentes del Colegio de Guardias Jóvenes de Valdemoro (Madrid) y cubrían asiduamente la vigilancia de la delegación de Hacienda, edificio objeto de varios atentados y frecuentes avisos de bombas.
Imagen

DESACTIVACIÓN :
Vaga presunción basada en hechos discutibles
de experiencias no concluyentes
desarrollados mediante instrumentos sin precisión
por personas inseguras
con decisiones cuestionables
Avatar de Usuario
TE DUCK QUEEN
Nivel: Alto -Inspector de Policía-
Nivel: Alto -Inspector de Policía-
 
Mensajes: 1470
Registrado: Mar Feb 19, 2008 8:26 pm
Ubicación: BEHIND YOU

Re: COMO OCURRIÓ

Notapor osveo » Sab Jul 09, 2011 12:48 pm


Pruebas Fisicas Guardia Civil

Evita lesiones innecesarias
editorialcenpol.es
MAS INFORMACION........................

A las 8:15 horas del 9 de julio de 1985 la banda terrorista ETA asesinaba en San Sebastián a ANTONIO JESÚS TRUJILLO COMINO y a JUAN MERINO ANTÚNEZ, dos guardias civiles de paisano encargados de la custodia de la Delegación de Hacienda de la capital donostiarra.

Los guardias civiles estaban dentro de un coche aparcado escuchando música con las ventanillas bajadas. Los terroristas, que llevaban el pañuelo rojo anudado al cuello típico de las fiestas de San Fermín, abordaron el coche policial simulando formar parte de los miles de jóvenes que volvían esos días de las fiestas a las capitales del País Vasco. Al llegar a la altura del vehículo, empezaron a disparar simultáneamente y a quemarropa por ambos lados a través de las ventanillas delanteras del mismo. Los guardias civiles murieron prácticamente en el acto y quedaron recostados dentro del coche uno sobre el otro.

Juan y Antonio apenas llevaban dos meses destinados en San Sebastián. Ambos procedían del Colegio de Guardias Jóvenes de Valdemoro (Madrid), y cubrían asiduamente la vigilancia de la Delegación de Hacienda, edificio que había sufrido varios atentados y frecuentes avisos de bomba.

Según testigos presenciales del atentado, los asesinos huyeron pistola en mano y se introdujeron en uno de los accesos peatonales del aparcamiento subterráneo de la calle de Oquendo, a escasos veinte metros del lugar donde habían quedado acribillados los dos guardias civiles.

Inmediatamente después de escucharse los cinco disparos, otros dos guardias civiles salieron de la Delegación de Hacienda, echaron una rápida ojeada a los guardias que agonizaban, ordenaron a los vecinos que avisaran a un médico y al 091 y penetraron en el aparcamiento en busca de los asesinos. Diez minutos más tarde la Policía cerró los accesos del estacionamiento subterráneo y registró, sin resultados, los vehículos y a sus usuarios. Lo más probable es que los etarras salieran del aparcamiento por otra entrada peatonal que desemboca en la calle de la República Argentina, donde continuaron su huida en coche, de ahí que su búsqueda en el interior del aparcamiento resultase infructuosa.

A las diez de la mañana un individuo telefoneó a la DYA en nombre de ETA militar para indicar que habían abandonado un Renault 7 en la zona de Cocheras, en el garaje de los autobuses urbanos de San Sebastián. El propietario del coche, Domingo Alunda, fue encontrado atado y amordazado en el portamaletas. Tras ser liberado, Domingo afirmó que había sido abordado a punta de pistola en Pasajes cuando iba a trabajar, y que había permanecido atado y amordazado en el portamaletas más de una hora.

Fuentes oficiales señalaron tras el atentado que en este tipo de servicios las parejas de guardias civiles tienen órdenes precisas de no permanecer juntos en el interior del coche cuando éste está aparcado. Varios vecinos indicaron que los guardias encargados de este servicio utilizaban el punto en el que se produjo el atentado como lugar preferente, casi exclusivo, desde el que ejercer la vigilancia, ya sea en el interior de los coches o bien sentados en uno de los bancos del jardín que bordea un lateral del Hotel María Cristina, frente al edificio de la Delegación de Hacienda.

Dos horas después de las diez de la mañana los cadáveres de Juan Merino y Antonio Trujillo fueron trasladados al cementerio donostiarra de Polloe para practicarles la autopsia. Los guardias tenían impactos en la cabeza, en el cuello y en el hombro, debido a la trayectoria descendente seguida por las balas. La mano de uno de los guardias descansaba sobre su muslo derecho, cerca de la pistola reglamentaria que tenía entre las piernas y que no tuvo tiempo de utilizar.

La Policía recogió dos casquillos de bala en la acera y al menos otros dos más en la calzada. Practicada la autopsia, los cadáveres fueron llevados al edificio del Gobierno Civil. El funeral tuvo lugar a las seis de la tarde en la Iglesia de la Sagrada Familia, en el barrio de Amara. Al mismo asistieron el ministro de Interior, José Barrionuevo, y el delegado del Gobierno en el País Vasco, Ramón Jáuregui. A la entrada y a la salida del funeral se vivieron momentos de tensión y se profirieron insultos contra Barrionuevo y contra ETA. Los asesinatos y atentados se sucedían un día tras otro y el ambiente estaba cada vez más encendido. Una semana antes del asesinato de Juan y Antonio, el policía nacional José Antonio Sevilla había resultado gravemente herido en Pamplona cuando un terrorista le disparó a la cabeza mientras se encontraba en un bar de la capital navarra. El agente sobrevivió al atentado, pero sufrió graves secuelas, entre ellas la pérdida de un ojo. Años después acabó quedando completamente ciego.


Una anécdota con buenos y malos recuerdos

El mismo día del atentado, mi padre me fue a verme San Sebastián, (yo no sabía nada era una sorpresa que me quería dar por mi cumpleaños ) yo llevaba un mes destinado en San Sebastián, el tren llego más o menos a las 07:30 procedente de Madrid, hace años que mi padre no estaba en San Sebastián y él no sabía dónde estaba alojado exactamente ( yo estaba en el cuartel de Atocha a escasos metros cruzando el andén de donde se había apeado mi padre), pero él salió por la puerta principal de la estación, no quiso coger un taxi y decir que iba a un cuartel de la Policía Nacional, se guio por su instinto de los recuerdos de años atrás y decidió ir andando, con tan mala suerte que se dirigió en sentido contrario, lo hizo hacia el casco viejo, donde se encontraba la delegación de hacienda, cuan fue su sorpresa que escucho los disparos del atentado que costó la vida, a los compañeros D. ANTONIO JESUS TRUJILLO COMINO y D. JUAN MERINO ANTUNEZ mi padre fue una de las primeras personas que acudió al lugar de los hechos, imaginaros el estupor de la imagen, mi padre se quedo desencajado. Minutos después se presento en el cuartel donde yo vivía, yo estaba durmiendo, ya que la noche anterior tuve un servicio especial y me acosté a las 5 de la mañana, un compañero me despertó diciendo en mi padre estaba esperándome en el control de ascenso a dichas dependencias, me puse rápidamente un chándal y baje a recibirlo, por el camino varios compañero me informaron de lo que había pasado en la delegación de hacienda.
Cuando vi a mi padre me abrace entusiasmadamente, y sin dejarle de abrazar me susurro al oído hijo coge tus cosas y vámonos de este infierno, yo le conteste tranquilízate, pero él me conto lo que había vivido minutos después de apearse del tren mientras estábamos desayunado, la inhumanidad de la gente que pasaba por allí, nadie se acerco a socórrelos hasta que no llego al Policía
El día anterior cumplí 22 años


D.E.P.

Imagen
LA INFORMACION ES PODER, INFORMATE

Imagen
Avatar de Usuario
osveo
Nivel: Medio-Alto -Subinspector-
Nivel: Medio-Alto -Subinspector-
 
Mensajes: 956
Registrado: Vie Oct 15, 2010 9:00 pm

Re: COMO OCURRIÓ

Notapor osveo » Dom Jul 10, 2011 1:46 pm


DEPOL Guardia Civil

Inicio curso: septiembre 2019
de-pol.es
VICTIMA DEL TERRORISMO DE "ETA".

D./Dª Joaquin Gorjon Gonzalez


Imagen



LUGAR: Basauri ( Vizcaya )

FECHA: 10-07-1981

PROFESIÓN/CARGO: Guardia Civil(Retirado)

DESCRIPCIÓN DE LOS HECHOS:

Don Joaquín Gorjón González, Guardia Civil retirado (abril 1972), natural de la localidad salmantina de Vilvestre, de 59 años de edad, casado y padre de seis hijos (uno de ellos recibirá su despacho de Alférez en la Academia General Militar de Zaragoza el próximo lunes 13 de julio); es asesinado por tres individuos (Sebastián Echaniz Alkorta) de la banda terrorista ETA, que le dispararon por la espalda a bocajarro, a las siete horas de la mañana del viernes 10 de julio de 1981, cuando se encontraba en la estación "Dos Caminos", esperando el tren que cubre la línea Orduña-Bilbao, para viajar a la capital donde trabajaba en una agencia de aduanas bilbaína, desde la localidad vizcaína de Basauri, donde tenía fijada su residencia. Los autores del atentado huyeron en un vehículo SEAT 124, robado a punta de pistola por dos de los terroristas, media hora antes de cometer el atentado, aprovechando que se encontraba detenido ante un semáforo en fase roja, obligando a su propietario a cambiar de asiento y acompañarles, primero a recoger a los otros dos miembros del comando, y posteriormente a las inmediaciones de la estación de Basauri. Una vez cometido el atentado, el propietario del turismo -que durante los diez minutos que tardaron los terroristas en realizar su acción había permanecido retenido en el interior del vehículo, vigilado por el que hacía de conductor- fue abandonado en una calle de la localidad, mientras, tras recoger a los otros tres pistoleros, emprendían la huida en dirección a Bilbao. Dada rápidamente la alerta, fueron localizados a la entrada de Bilbao, por coches patrulla de la policía hacía las siete horas y treinta minutos. En el tiroteo que minutos después se produjo entre la Policía y los terroristas resultaron heridos dos transeúntes, Aurora Mugica Mugica, de 48 años y Ovidio Ferreira Martín, de 29 años de edad, empleado de una agencia de transportes, fallecería el 14 de Octubre de 1.981.


D.E.P.

Imagen
LA INFORMACION ES PODER, INFORMATE

Imagen
Avatar de Usuario
osveo
Nivel: Medio-Alto -Subinspector-
Nivel: Medio-Alto -Subinspector-
 
Mensajes: 956
Registrado: Vie Oct 15, 2010 9:00 pm

AnteriorSiguiente

Volver a Caídos, Honores y Homenajes

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados

cron